Síntomas y tratamiento del esguince de tobillo

esguince de tobillo

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

El esguince de tobillo es una de las lesiones más habituales de esta articulación, y si bien no es grave, si no se trata correctamente puede crearse una lesión crónica. A lo largo de este artículo os contamos todo sobre esta lesión de la mano de nuestro traumatólogo especialista en tobillo y pie.

Qué es el esguince de tobillo

Un esguince de tobillo es una lesión que se produce al doblar, torcer o girar la articulación más allá de lo que permite. Esto puede estirar o desgarrar las los ligamentos que ayudan a mantener los huesos del tobillo unidos, y que permiten el movimiento.

El tratamiento del esguince de tobillo depende de la gravedad de la lesión. Aunque las medidas de cuidado personal y los analgésicos suelen ser suficientes. Es posible que necesitemos una evaluación médica para revelar la magnitud del esguince de tobillo y para determinar el tratamiento adecuado.

Diferentes grados del esguince de tobillo

  • Grado I: Lesión leve, sobreestiramiento del ligamento con micro-roturas. Es el menos grave.
  • Grado II: Lesión moderada, rotura parcial del ligamento. Suele requerir de la supervisión de un especialista.
  • Grado III: Lesión grave, rotura completa del ligamento.

Síntomas

Los síntomas de un esguince de tobillo varían en función de la gravedad de la lesión. Los más habituales son:

  • Dolor, en especial al soportar el peso sobre el pie afectado
  • Dolor al tocar el tobillo
  • Inflamación
  • Hematomas
  • Amplitud de movimiento limitada
  • Inestabilidad en el tobillo
  • Sonido o sensación de chasquido al momento de la lesión

Causas

Al forzar el tobillo fuera de su posición normal provoca que uno o más de los ligamentos del tobillo se estiren o se desgarren en forma total o parcial, causando el esguince. Las causas de un esguince de tobillo son:

  • Caer mal en un pie después de saltar o de girar
  • Caminar o hacer ejercicio sobre una superficie irregular
  • Otra persona nos pisa el pie durante una actividad deportiva

Diagnóstico

Durante un examen físico, el especialista examinará el tobillo y el pie. El médico palpará la piel situada alrededor de la lesión en busca de puntos de sensibilidad y moverá el pie para verificar la amplitud de movimiento e identificar cuáles son las posiciones que provocan malestar o dolor.

Si la lesión es grave, se recomendará una o más de las pruebas de diagnóstico por imágenes. Las pruebas más frecuentes son:

  • Radiografías. Durante una radiografía, una pequeña cantidad de radioterapia atraviesa el cuerpo para producir imágenes de los huesos del tobillo. Esta prueba es útil para descartar fracturas de huesos.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM). La imagen por resonancia magnética emplea ondas de radio y un fuerte campo magnético para producir imágenes tridimensionales o transversales detalladas de las estructuras internas blandas del tobillo, incluidos los ligamentos.
  • Exploración por tomografía computarizada (TC). La exploración por tomografía computarizada puede proporcionar más detalles sobre los huesos de la articulación. La exploración por tomografía computarizada toma radiografías desde distintos ángulos y las combina para producir imágenes tridimensionales o transversales.
  • Ecografía. Una ecografía utiliza ondas de sonido para crear imágenes en tiempo real. Estas imágenes pueden ayudar al médico a evaluar el estado de un ligamento o tendón mientras el pie se encuentra en diferentes posiciones.

Tratamiento

El tratamiento para el esguince de tobillo depende de la gravedad de la lesión. Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor y la inflamación, favorecer la curación del ligamento y recuperar el funcionamiento del tobillo. Para las lesiones graves, es posible que se necesite un especialista en lesiones musculoesqueléticas, como un cirujano ortopédico o un médico que se especialice en medicina física y rehabilitación.

Cuidado personal

Para el cuidado personal del esguince de tobillo, se usa la técnica «R.I.C.E.», siglas en inglés, los primeros dos o tres días. Consiste:

  • Descanso. Evitar actividades que provoquen dolor, hinchazón o molestia.
  • Hielo. Utilizar una compresa de hielo o sumerge la zona afectada en agua helada durante 15 a 20 minutos y repite el proceso cada 2 o 3 horas mientras estés despierto. Si tienes una enfermedad vascular, diabetes o disminución de la sensibilidad.
  • Compresión. Para ayudar a detener la hinchazón, comprime el tobillo con una venda elástica hasta que la hinchazón se detenga. No ajustes demasiado la venda para no dificultar la circulación.
  • Elevación. Para reducir la hinchazón, levanta el tobillo por encima del nivel del corazón, especialmente por la noche. La gravedad ayuda a reducir la hinchazón al drenar el exceso de fluidos.

Medicamentos

En la mayoría de los casos, los analgésicos como el ibuprofeno, el naproxeno sódico o el paracetamol, son suficientes para controlar el dolor producido por un esguince de tobillo.

Vendaje

Caminar con un tobillo esguinzado puede ser doloroso, es posible que necesitemos muletas hasta que disminuya el dolor. En función de la gravedad del esguince, se puede recomendar una venda elástica para la inmovilización del tobillo a fin de estabilizarlo. Si el esguince es grave, se podría necesitar una férula o una bota para caminar.

Terapia

Una vez que baja la inflamación y se reduce el dolor lo suficiente como para volver a caminar, es aconsejable recibir sesiones de fisioterapia para fortalecer.

El entrenamiento para mejorar el equilibrio y la estabilidad es de especial importancia para volver a entrenar los ligamentos del tobillo, así como de prevenir los esguinces recurrentes. Estos ejercicios pueden abarcar varios grados de dificultad para el equilibrio, como pararte en una pierna.

Cirugía

En casos poco frecuentes, se realiza cirugía cuando la lesión no se cura o el tobillo sigue inestable después de un largo período de fisioterapia y ejercicios de rehabilitación. La cirugía puede realizarse para:

  • Reparar un ligamento que no se curará
  • Reconstruir un ligamento con tejido de un ligamento o tendón cercano

Artículos que también te pueden interesar

lesiones en el ciclismo
Lesiones deportivas

Principales lesiones en el ciclismo

Tras la pandemia son muchos los que se han animado a practicar algún deporte con el objetivo de conseguir un modo de vida más saludable.

¿Quieres solicitar una cita?

¡Estaremos encantados de atenderte!