Qué es el quiste de Baker

quiste de baker

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

La rodilla es una articulación muy delicada porque es una de las más complejas del cuerpo y por su importancia para nuestro día a día. Son muchas las lesiones de rodilla a las que estamos expuestos, aunque no todas tienen la misma gravedad. En el artículo de hoy vamos a hablar del quiste de Baker, cuáles son sus síntomas y los tratamientos que podemos seguir.

Qué es el quiste de Baker

Un quiste de Baker es un quiste lleno de líquido que provoca una protuberancia y una sensación de tirantez en la parte posterior de la rodilla. El dolor puede empeorar cuando se flexiona totalmente la articulación, extiendes la rodilla, o cuando se practica deporte.

Por lo general, el quiste de Baker, también llamado «poplíteo», es el resultado de un problema en la articulación de la rodilla, como artritis o la ruptura de un cartílago. Ambas lesiones pueden hacer que la rodilla produzca demasiado líquido, que terminar por ocasiones un quiste de Baker.

A pesar de que el quiste de Baker puede causar hinchazón e incomodidad, para tratarlo es necesario dar con el problema oculto y solucionarlo para brindar alivio.

Síntomas

En algunos pacientes, el quiste de Baker no provoca dolor y puede que no lo llegue a notar. Los síntomas más habituales suelen ser los siguientes:

  • Hinchazón detrás de la rodilla y a veces se puede presentar también en la pierna
  • Dolor de rodilla
  • Rigidez e incapacidad de flexionar completamente la rodilla

Los síntomas pueden ser peores tras haber estado practicando deporte o si hemos estado de pie durante mucho tiempo.

Causas

En las articulaciones hay un fluido lubricante llamado «líquido sinovial» que ayuda a la pierna a girar sin dificultad, y reduce la fricción entre las estructuras de la rodilla, evitando el desgaste.

En ocasiones la rodilla produce demasiado líquido sinovial y se va acumulando en una zona detrás de la rodilla, llamada bursa poplítea, causando un quiste de Baker. Esto puede suceder por lo siguiente:

  • Inflamación de la articulación de la rodilla, tal como sucede con varios tipos de artritis
  • Una lesión en la rodilla, como por ejemplo una rotura en el cartílago

Diagnóstico

Un quiste de Baker frecuentemente se puede diagnosticar mediante una exploración física. Sin embargo, como algunos de los signos y síntomas del quiste de Baker se asemejan a los de otras lesiones más graves, tales como un coágulo, un aneurisma o un tumor, el médico podrá solicitar pruebas de diagnóstico por imágenes no invasivas, por ejemplo:

  • Ecografía
  • Radiografía
  • Resonancia magnética (RM)

Tratamiento

Lo más habitual es que el quiste de Baker desaparezca por sí solo.  Sin embargo, si el quiste es grande y produce mucho dolor, probablemente, el médico va recomendar aplicar los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos. Es probable que el especialista diga de inyectar un corticoide, como la cortisona, en la rodilla para reducir la inflamación. Esto ayudará a aliviar el dolor, pero no siempre evita la reaparición del quiste, por lo que es necesario tratar también el problema que lo causó.
  • Drenaje de líquido. El médico probablemente drene el líquido de la articulación de la rodilla con una aguja. Esto se denomina «aspiración con aguja» y a menudo se lleva a cabo bajo supervisión de una ecografía.
  • Fisioterapia. Colocar hielo, una venda elástica que limite el movimiento y el uso de muletas podrían ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Para reducir los síntomas y conservar la función de la rodilla, también suele ser útil realizar ejercicios suaves de amplitud de movimiento y de fortalecimiento de los músculos que rodean la rodilla.

De ser posible, los médicos tratan la causa de fondo del quiste. Si el médico determina que la ruptura de un cartílago está causando la producción excesiva de líquido sinovial, es probable que te recomiende operarte para extraer o para reparar el cartílago desgarrado.

Los quistes de Baker asociados a la artrosis suelen mejorar con el tratamiento de la artritis. Rara vez se necesita operar.

Complicaciones

En raras ocasiones, los quistes de Baker se rompen, y el líquido sinovial se propaga hacia la pantorrilla, lo que provoca lo siguiente:

  • Dolor intenso en la rodilla
  • Hinchazón en la pantorrilla
  • A veces, enrojecimiento de la pantorrilla o una sensación de agua que corre por esta

Estos signos y síntomas se parecen mucho a los de un coágulo sanguíneo en una vena de la pierna. Si tienes hinchazón y enrojecimiento de la pantorrilla, necesitarás una evaluación médica rápido para descartar una causa más grave de los síntomas.

Artículos que también te pueden interesar

Ejercicios para la rodilla
Uncategorized

Ejercicios para la rodilla

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano, ya que la variedad de sus componentes (cartílagos, ligamentos, meniscos y tendones) implica

Por qué se producen los calambres musculares

Qué son los calambres musculares Los calambres musculares son espasmos dolorosos que se producen durante o inmediatamente después del ejercicio. El músculo se pone duro

¿Quieres solicitar una cita?

¡Estaremos encantados de atenderte!