Qué es el hombro congelado y cómo tratarlo

hombro congelado

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

El hombro congelado, también conocido como capsulitis adhesiva, es una lesión caracterizada por dolor y pérdida de la movilidad del hombro. Se trata de una lesión de hombro que aparece especialmente en mujeres por encima de los 50 años.

Qué es el hombro congelado

La lesión del hombro congelado provoca que la cápsula del hombro se espese y se endurezca. Se generan bandas rígidas de tejido, llamadas adherencias. En muchos casos, además hay menos líquido sinovial en la articulación de lo normal.

El principal síntoma es la incapacidad de mover el hombro, ya sea por nuestros propios medios o con la ayuda de otra persona. Esta lesión se puede dividir en 3 etapas:

Congelamiento

En esta primera etapa de «congelamiento», empieza a aparecer lentamente cada vez más dolor. A medida que el dolor va empeorando, el hombro va perdiendo rango de movimiento. Esta etapa suele durar entre 6 semanas y 9 meses.

Congelado

El dolor puede mejorar durante esta etapa, pero la rigidez permanece igual. Durante los 4 a 6 meses de la etapa de «congelado», las actividades diarias se realizan con mucha dificultad.

Descongelado

El movimiento del hombro mejora lentamente durante la etapa de «descongelado». La recuperación completa de la fuerza y movimiento normales lleva de 6 meses a 2 años.

Causas del hombro congelado

Aunque en muchos pacientes no se vincula a una causa concreta para el hombro congelado, existen algunas circunstancias en las que aparece de forma más frecuente:

  • Tras una bursitis o una tendinitis del hombro.
  • Tras la inmovilización prolongada del hombro, como por fracturas del brazo o por la cirugía del brazo o del hombro.
  • Asociada a enfermedades de la columna cervical.
  • Asociada a enfermedades generales, como una EPOC, el hipertiroidismo, un infarto de miocardio o a la diabetes mellitus.

Síntomas

El hombro congelado se caracteriza por dolor en el hombro, rigidez y reducción de su movilidad, habitualmente sin que exista ninguna alteración en el propio hombro.

El dolor suele ser el síntoma principal, lo que lleva a reducir los movimientos del hombro. Suele existir dolor nocturno que genera problemas para conciliar el sueño. Los movimientos del hombro están reducidos tanto si lo intenta mover el propio paciente como si lo intenta el médico. El hombro congelado suele aparecer y progresar de forma lenta si bien, ocasionalmente, lo hace de forma rápida.

Diagnóstico

El diagnóstico de hombro congelado se hace de manera clínica. La radiografía suele ser normal y la RMN suele mostrar alteraciones inespecíficas. En ocasiones, si hay dudas, se puede realizar una artrografía que demuestra una disminución del tamaño de la cavidad articular del hombro.

Prevención

La rápida movilización del hombro tras un periodo de inmovilización reduce las posibilidades de que aparezca el hombro congelado.

Tratamiento del hombro congelado

El tratamiento del hombro congelado es en general prolongado y tarda varios meses en demostrar su eficacia. Consiste en:

Tratamiento no quirúrgico

Más del 90% de los pacientes mejoran con tratamientos relativamente simples para controlar el dolor y restablecer el movimiento.

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Los medicamentos como la aspirina y el ibuprofeno reducen el dolor y la inflamación.
  • Inyecciones de esteroides. La cortisona es un medicamento antiinflamatorio potente que se inyecta directamente en la articulación de su hombro.
  • Terapia física. Hay ejercicios específicos que ayudarán a restablecer el movimiento. Estos podrían hacerse bajo la supervisión de un terapeuta físico o a través de un programa domiciliario. La terapia incluye ejercicios de estiramiento o de rango de movimiento para el hombro. A veces se usa calor para ayudar a aflojar el hombro antes de los ejercicios de estiramiento. Abajo hay ejemplos de algunos ejercicios que podrían recomendarse.

Tratamiento quirúrgico

Si sus síntomas no se alivian con terapia y medicamentos antiinflamatorios, usted y su médico podrían discutir la posibilidad de cirugía. Es importante hablar con su médico sobre su potencial de recuperación continuando con tratamientos simples y los riesgos que implica la cirugía.

El objetivo de la cirugía para el hombro congelado es estirar y liberar la cápsula articular que se ha vuelto rígida. Los métodos más comunes incluyen manipulación bajo anestesia y artroscopía del hombro.

Manipulación bajo anestesia. Durante este procedimiento, a usted lo sedan para dormirse. Su médico forzará su hombro a moverse, lo que hace que la cápsula y el tejido cicatricial se estiren o rasguen. Esto libera el estrechamiento y aumenta el rango de movimiento.

Artroscopía del hombro. En este procedimiento, su médico cortará a través de las porciones estrechas de la cápsula articular. Esto se realiza usando instrumentos del tamaño de un lápiz que se introducen a través de pequeñas incisiones alrededor de su hombro.

Artículos que también te pueden interesar

Ejercicios para la rodilla
Uncategorized

Ejercicios para la rodilla

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano, ya que la variedad de sus componentes (cartílagos, ligamentos, meniscos y tendones) implica

Por qué se producen los calambres musculares

Qué son los calambres musculares Los calambres musculares son espasmos dolorosos que se producen durante o inmediatamente después del ejercicio. El músculo se pone duro

¿Quieres solicitar una cita?

¡Estaremos encantados de atenderte!